19 May 2006

Confesiones de cuarto de baño

La situación es la siguiente.

Discoteca. Cuarto de baño de los tíos. Hilera de urinarios excesivamente cerca unos de otros.

Eliges un lugar apartado; nadie a tu derecha, nadie a tu izquierda. Mirada al frente, y abajo.

A mitad faena, alguien llega y se pone a tu lado. No lo puede evitar pues el resto de lugares ya han sido ocupados.

Y es aquí cuando, sin saber por qué, surge de lo más profundo de tu subconsciente un acto reflejo que te hace desviar la mirada de tu angulo inicial, para centrarte durante una millonésima de segundo en lo que tiene entre las manos tu desconocido compañero. El movimiento de ojos es tan rápido que es prácticamente imperceptible. Plis, plas.

Evidentemente, no te preocupas, porque sabes que él ha hecho exáctamente lo mismo.

Lo hacemos todos. No es un problema. Hablemos, chicos.

6 comments:

Joana Raimundo said...

Girls have private wc's!!! No one is looking at eachother's ass :D

yeah... Life is so unfair!!!

pequeño proyecto de zorrilla said...

Es algo que las tías nunca sabremos.
Eso sí, me atrevería a decir que nosotras evitamos al máximo nivel de sonido hacer ruido al mear. Siempre deseamos que no haya nadie fuera o que al salir no coincidamos con la persona que nos oyó.
A veces, para evitarlo, llegamos a tirar de la cadena para aprovechar el ruido que hace y así mear.
(incluso he llegado a oir que otra opción es tirar papel al wc para que no se oiga).

zoanita said...

uma curiosidade. rapazes: depois de olharem tantas vezes para o lado já chegaram a alguma conclusão?!

Ramón said...

Sim, Joana, que a minha é a mais grande!!! hehehehheeh ;)

Menchu said...

Conclusao: Muita areia para o meu camiao.

Ramón said...

¿Qué camión?