01 August 2008

Hormigas

Soy de los que tiene 24 anyos y todavia le da verguenza ir a comprar condones. Como por desgracia no tengo que comprarme una caja de doce una vez por semana, cada vez que lo hago me imagino al dependiente de la farmacia pensando:
- Ja, ja, ja! Va a hacer el amor! Que fuerte!
Entro en el Boots y me dirijo a la seccion donde se encuentran los anticonceptivos. El surtido es amplio y ambiguo. Los hay retardantes, de colores, de sabores, ultrafinos, estriados, etc. Ademas, las palabras que los designan -en ingles- me despistan. Me cuesta encontrar los estandar, los de toda la vida, vamos.
Me decanto finalmente por llevarme aquellos cuya caja es mas simple. Cuando mas normal sea la caja, mas normal sera el condon, razono yo.
Durex Tingle, proclama la cubierta. Desconozco el significado del termino tingle, pero dentro de un envoltorio tan sencillo no puede haber nada muy sofisticado, concluyo.
Al pagar, me sorprende que los preservativos supuestamente basicos sean dos libras mas caros que, por ejemplo, los de sabores. Comienzo a inquietarme.
Regreso a casa y leo con atencion el reverso de la caja. Si, lo se, deberias haberlo leido en la tienda, hombre, estaras pensando. La respuesta a ese comentario se encuentra en la primera frase de este post.
Bajo un preocupante simbolo de alerta, la caja informa:
Atencion. La utilizacion de estos preservativos puede provocar irritacion y molestias a ambos miembros de la pareja. En caso de suceder, dejar de utilizar inmediatamente.
Joder! Pero que demonios he comprado!?
Asustado, busco rapidamente el significado de la palabra tingle. Mis torpes dedos pasan las diminutas paginas del diccionario con enfermiza ansiedad.
- Hormigueo- me aclara mi pequenyo amigo Vox.
- Como!? Hormigas!? - exclamo yo solo, desesperado, en mi cuarto - Yo no quiero que me hormiguee nada! Solo queria unos condones y ahora tengo una especie de arma de destruccion masiva genital!
Como hago siempre, me imagino a esos jefazos de la poderosa industria anticonceptiva reunidos en su sala de juntas. La conversacion seria mas o menos asi:
- Eh, Mike! Que notaste al probarte los ultimos? -pregunta uno.
- Un picor que te cagas! - responde el bueno de Mike.
- Entonces los llamaremos Durex Hormigueo. Todos de acuerdo?
Puro marketing.

3 comments:

Ramón said...

Enhorabuena!
si has ido a comprar condones es que has triunfado, David!

pequeño proyecto de zorrrilla said...

que grande este post.

Anonymous said...

Ke grande!
pd:e olvidado mi cuenta xddd
pon mi blog asociado y yo pondre el tuyo!
xd